Loading...

miércoles, 17 de agosto de 2011

476- Gracias a la Richmond

Hace algunas horas (14 de agosto del 2011)cerró definitivamente sus puertas la confitería Richmond de la calle Florida, por estos días se encuentra el local tomado por sus empleados, pero lo cierto que la decisión de sus dueños es el cambio de rubro.
En sus mesas se sentaban a tomar el té Jorge Luis Borges y María Elena Walsh, Enrique Santos Discépolo ocupaba una mesa de notables junto Pepe Arias y Dringue Farías entre otros, la orquesta Santa Paula Serenaders, muy famosa por los años 30 presentaba a un joven cantor, con el tiempo conocido como Juan Carlos Thorry, descubierto en la mítica confitería por Tita Merello, que cierta vez llevó al director de cine Manuel Romero, quién buscaba a un cantante y galán para su filme “El Caballo del Pueblo” que originalmente iba a protagonizar nada menos que Carlos Gardel, a Romero no le gustó mucho Thorry porque cantaba en inglés, pero la Merello lo convenció diciéndole “Oíme, me gusta a mi” sabiendo lo difícil que era Tita, Manuel Romero accedió a realizarle una prueba cinematográfica que se convirtió en el primer filme de Juan Carlos Thorry junto a Irma Córdoba en 1935, Thorry solía contar que Romero enojado porque Gardel le había dicho que no, decía que la iba a filmar igual con el primer atorrante que se le cruce “Por suerte ese atorrante fui yo”





No hay comentarios:

Publicar un comentario